Volver

Creación de playas artificiales

Aldo Aldo  •  02/07/2018  •    7 Comentarios

Código de la iniciativa ciudadana: GC-2018-07-97

Desde el faronde Maspalomas hasta Arguineguin se podrían crear playas artificiales y cambiar uso del muelle de la cementera, con lo que sería ideal para urbanizar toda esa zona.

Gran Canaria está parada mientras que Maspalomas está abarrotada. Tienen que crear riqueza y oportunidades y dejar de conservar eriales infrautilizados para que unos cuantos ecologistas radicales no protesten. Mientras en otras islas se siguen haciendo muelles, playas e infraestructura, que dan trabajo para ellos y cientos de miles de extranjeros.

Nos estamos quedando atrás por tener unos gobernantes incapaces.


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • David Art. Rguez

    Poniéndome en el papel de un turista, enfundándome en la piel del viajero, no querría volver a lugares donde perciba que los lugareños han desfigurado el rostro natural de su territorio para así hacer más rápidamente negocios. En esos lugares yo no tendría nada que aprender. Obtendría allí una confirmación de que la ansiedad, el estado de necesidad apremiante y por tanto la desesperación, la pérdida del tacto y sensibilidad se ha propagado por la faz de la Tierra. Me gustaría visitar lugares en los que lo lugareños hayan desarrollado formas inteligentes, creativas, de garantizar el desarrollo social y económico junto con la integridad y continua regeneración de los sistemas naturales que soportan la vida. Me gustaría exponerme a la influencia de esas culturas, de esas gentes bien adaptadas a su entorno, y entonces, yo volvería a mi casa, quizá siendo mejor persona que cuando emprendí el viaje. Revisen las declaraciones de principios qué definen los objetivos elevados turismo.

    Sin respuestas
    • David Art. Rguez

      Para todas aquellas personas, cuya prioridad sea la potenciación de la industria turística, porque quizá sea su modelo económico de preferencia o porque no se sientan capaces o animadas a trabajar en un modelo económico menos dependiente de la construcción y el turismo de masas, puede ser recomendable tener en cuenta que al visitante de calidad le atraen y atraerán cada vez más los espacios singulares, que conserven al mayor grado posible su rasgo natural. En pocas décadas el 80% de la humanidad vivirá hacinada en ciudades. Telde-Las Palmas-Arucas es ya una conurbanización. Esto generará un deseo creciente de escapar... La actividad turística irá a más. Un destino turístico no podrá ofrecer un buen servicio, edificante para el humano, si imita el mismo modelo desarrollista que otros destinos turístico y la fórmula estándar de Centro Comercial + Ikea + Carrefour + Zara + Decathlon + Parque Acuático + Playa Artificial. Observe el fenómeno mundial de hartazgo frente al turismo de masas

      Sin respuestas
      • David Art. Rguez

        En las intervenciones territoriales, podemos tomar ideas de referencia que han sido producto de los aciertos y errores al intervenir sobre la Naturaleza. Es impropio ya acometer una obra infraestructural dándole la espalda al concepto de Antropoceno, que incluye la consciencia científica de lo que hemos estado haciendo y las advertencias empíricamente fundamentadas sobre lo que deberíamos dejar de hacer. En un plano distinto al científico, pero complementario a él, hemos de revisar detenidamente qué impacto tienen en nuestro espíritu, en nuestras sensaciones... los espacios artificializados en comparación con el impacto que surten en nuestro ser aquellos espacios en los que aún puede apreciarse su aura natural, un carácter distinguible que los hace únicos y gracias al cuál nosotros podemos regenerarnos e ir más allá de nuestra rutinas mentales y emocionales acostumbradas. Permanecer insensibles a ese carácter de los paisajes, podría indicar que aún no hemos despertado en la Tierra.

        Sin respuestas
        • David Art. Rguez

          A voz de pronto, y por la brevedad argumental, no me inclino a apoya la iniciativa de crear playas artificiales. Por otra parte, es difícil determinar cuándo un ecologista es radical o no lo es. Algunas acciones ecologistas pueden ser percibidas como radicales cuando en verdad lo único que sucede es que deben ser intensas para contrarrestar el carácter ultraradical y despiadado de los promotores de la destrucción de los bienes comunes. El juicio sobre la radicalidad es preferible hacerlo remitiéndolo al contexto de los actos evaluados. Me parece indispensable, oportuna, la apreciación que ha hecho sobre la parálisis de los eriales en los que sí cabe restaurar suelos y ecosistemas, con interés agrícola, turístico, educativo... Regenerar la fertilidad y revitalizar la economía local, que no necesariamente tiene que hacerse mediante la artificialización del litoral.

          Sin respuestas
          • Ibrahin

            No me gusta esta propuesta. Ya bastante hemos destrozado la isla...como sigamos así vamos a matar nuestro paisaje (del cual cada vez nos queda menos)

            Sin respuestas
            • Juliana

              Me parece una idea nefasta. Hay que potenciar nuestros rincones naturales. Ahí es donde hay que encontrar nuestra diferenciación con respecto a otros lugares, buscando turismo de calidad que lo valore. Así que, la manera no es estropear lo propio, unificando estéticamente toda la costa, ya que suficientemente estropeada está, y cuenta con numerosas playas artificiales que "disfrutar". No creo para nada que necesitemos más excavadoras en la costa. Yo al contrario propondría no más playas artificiales.

              Sin respuestas
              • tbanobre

                Transformar el entorno para atraer más turismo, supone prever que vayamos a recibir más turismo, algo que no va a ocurrir, ya que en África se están volviendo a abrir los mercados, y nunca podremos competir en precio...
                No es por falta de espacios que vaya a dejar de venir el turismo, sino por falta de diferenciación.
                Si ofrecemos lo mismo que en todas partes, no hará falta venir hasta aquí.
                Nuestra oferta de buen clima invernal también está en riesgo con el cambio climático.
                Conviene repensar el turismo y nuestra industria.

                Sin respuestas
                Esta iniciativa no tiene notificaciones.
                No hay hitos definidos