Volver

365 DÍAS DEL ÁRBOL

David Art. Rguez David Art. Rguez  •  27/06/2018  •    6 Comentarios

Código de la iniciativa ciudadana: GC-2018-06-96

Creación de un sistema de micro-inversión y acción ciudadana directa para la regeneración forestal y socioambiental, que permita la atención continua y sin carencias a la reforestación de Gran Canaria

365 Días del Árbol 

 

Iniciativa Ciudadana

Sistema de microinversión y acción ciudadana directa para la regeneración forestal y socioambiental

basado en el principio de Socialización Extendida a la Naturaleza

 

¿Anheláis ver el Rayo Verde al ponerse el Sol? Plantad árboles y aseguraos de que prosperen. Entonces no sólo veréis destellos de luz verde a lo lejos, en el horizonte durante el ocaso, sino también al amanecer y en cualquier momento del día, por doquier, a vuestro alrededor.

Los árboles no nos exigen pagos por sostener, sin descanso, nuestra vida. Entonces ¿Por qué el dinero se ha convertido en un factor limitante para la regeneración de los bosques?.

¿Qué sería de la humanidad si los árboles decidieran ser nuestros benefactores tan sólo un día al año? ¿Por qué celebramos un sólo Día del Árbol cuando los árboles nos benefician y protegen todo el tiempo sin excepción?.

Si por deseo, tradición o compromiso social, vas a hacer un regalo, extiende tu capacidad social dentro y más allá de lo humano. Regala un vínculo positivo con un árbol. Incluso si ese árbol fuera de hoja caduca, el valor de ese regalo será perenne.

¿Qué tal si entre los mensajes que recibes en tu móvil, mediante los que alguien te dice que te quiere, o que te ha dejado de querer, recibes mensajes que te recuerdan que hay un árbol que cuida de ti,  al que puedes visitar y cuidar?

RESUMEN DE LA INICIATIVA

 

  Pese a los esfuerzos de reforestación, Las isla de Gran Canaria presenta todavía grandes áreas deforestadas y desertificadas.

 

     Los retos de regeneración de la Naturaleza podrían abordarse de forma que aumenten la cohesión y la armonía social.

 

     Para ello, con la inciativa 365 días del árbol se propone un sistema de microinversiones voluntarias de los ciudadanos para generar un fondo económico público, gestionado de manera transparente, destinado a las acciones de regeneración de la Naturaleza.

 

     Para incentivar el sistema de microinversiones se propone la realización de campañas de captación en las que las acciones o participaciones de este fondo público puedan obsequiarse en forma de regalos.

 

     Las microinversiones voluntarias pueden realizarse a nombre propio o en forma de regalos a otras personas. Una persona le regala a otra una participación y la titularidad en este proceso de regeneración de la Naturaleza. Por tanto, se aprovecha la costumbre sociocultural del regalo, hoy polarizada hacia el consumismo,  y se orienta su potencialidad económica y creativa hacia la restauración socioambiental.

 

     Esa participación directa a la que se accede a través de la microinverisón,  incluye todas las facilidades para que quién recibe el regalo pueda vincularse e involucrarse en el proceso regenerador, participando activamente en las labores técnicas de la restauración de suelos, plantación y cuidado de los árboles, y teniendo acceso continuo a la información sobre la marcha del proceso. No es una relación efímera, sino a largo plazo y por tiempo indefinido. Para toda la vida si así lo desea la persona.

 

     Con las microinversiones voluntarias los ciudadanos participarán en el proceso de recuperación de la masa forestal como inversores, regeneradores ambientales activos y como supervisores a largo plazo del proceso regenerador y, por supuesto , como primeros beneficiarios de ese proceso, al incrementarse la calidad ambiental de su espacio vital.

 

     Esta iniciativa está inpirada en un principio de Socialización Extendida a la Naturaleza, según el cuál la comunidad social pasa a ser contemplada como un sistema social constituido por humanidad y las comunidades no humanas, por ejemplo, los bosques y otras formaciones vegetales. Teniendo todos, los humanos y lo árboles, carta de pertenencia y manteniendo entre sí relaciones activas de cooperación.

 

     Las personas pueden vincularse socialmente a los árboles, y este vínculo, que no es sólo técnico, ni sólo económico, ni utilitarista, puede ser una de las claves de la regeneración social y medioambiental.

 

     Las microinversiones de la ciudadanía pueden destinarse, entre otras muchas aplicaciones,  a la compra de terrenos reforestables. Esos terrenos, que actualmente están sujetos a la propiedad privada, permanecen en muchas ocasiones abandonados, improductivos, erosionándose, y en ellos ni se hacen usos económicos ni se promueve la regeneración natural. Son suelos desconectados y pueden ser reconectados al sistema socioecológico.

 

     Para comprender mejor esta iniciativa accedan al documento descriptivo adjunto (pdf) y a los vídeos enlazados.

 

    La filosofía motivadora de esta inciativa tiene muchos antecedentes, pero su espíritu queda muy bien representado en la “fábula” Yo seré un colibrí, narrada por Wangari Maathai, activista medioambiental que llegó a ser conocida como “La Mujer Árbol”. No dejen de verlo, compartirlo y, si pueden, aplicarlo en sus vidas: https://www.youtube.com/watch?v=8VEZeZ3AWSM

 

            También puedes escribir a ambientalmente3@gmail.com para cualquier asunto relacionado con esta iniciativa.

https://drive.google.com/file/d/1NQuT5nXMVfYRPFe2hvPgXb4rIMs04J8l/view?usp=sharing


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
  • Tinguaro

    Esta isla está necesitada de masa arbórea que es la base de la vida. Pensemos en insectos, aves, pequeños mamíferos todos necesitan de las plantas, de los árboles y no solo por el oxígeno sino que basan su vida en múltiples interrelaciones que tienen como punto en común al reino vegetal.
    Plantemos árboles, arbustos, aromáticas...

    Sin respuestas
    • Juliana

      Me parece una idea muy buena. La participación directa en la regeneración de nuestro medioambiente más cercano, me parece una oportunidad para ser más consciente de la necesidad de cuidarlo. No solo sería una aportación económica puntual sino que el vínculo se alargaría en el tiempo.
      Hay terrenos en la isla que por la actividad del hombre han quedado totalmente yermos,como es la zona de antiguas tomateras del sur, donde ya no crece nada. Sería interesante tener en cuenta también estas zonas desérticas actualmente para su recuperación.

      Sin respuestas
      • SergioLSanchezSuarez

        Que tal una página web donde puedes regalar una planta autóctona cultivada en granjas del cabildo, repartida por Mensajeria a domicilio con con certificado de la donación realizada a nombre del destinatario en favor de la reforestación de la isla ?

        • David Art. Rguez

          Me parece una idea germinal buena. Como todas las ideas hay que ir dándole forma para materializarla. Por ejemplo el sistema que propones puede (incluso debe) incluir un sistema de información (asesoramiento,
          tutoriales.. ) para que esas plantas estén en los ambientes adecuados y reciban los cuidados adecuados. Debe evitarse la distribución de las plantas sin un mínimo de garantías de que prosperarán. Ese sistema de información, asesoramiento y garantía, lejos de obstaculizar el desarrollo de la idea reforzaría los objetivos de vinculación positiva entre los habitantes de la isla y la vegetación local. Y, evidentemente, supondría ingresos para el fondo reforestador.

          Sin respuestas
        • Rosa María Muñoz

          Si estamos orgullosos de vivir en "El Paraíso", hagamos entre todos que lo sea de verdad, con un paisaje más verde, más rico.

          Sin respuestas
          • libreria Tao

            Es una iniciativa necesaria y con beneficio para la salud de la tierra y la de sus habitantes .Amemos y cuidemos a quien nos sostiene. Tratandola con respeto y conciencia de que todos somos uno .

            Sin respuestas
            Esta iniciativa no tiene notificaciones.
            No hay hitos definidos