Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

Participa Gran Canaria

Volver

Generar y retomar los Consejos de Salud Comunitarios

Asociación A TI MUJER Asociación A TI MUJER  •  25/02/2019  •    Sin comentarios

Código de la iniciativa ciudadana: GC-2019-02-151

¿Los consejos de salud participativos son un mito o una realidad? Solicitamos la modificación del enfoque de promoción y prevención de salud en Canarias incluyendo la participación ciudadana.

Desde la asociación para el apoyo integral a la mujer “A ti, Mujer” fomentamos espacios de participación ciudadana donde recogemos y recabamos los intereses de la población. Durante este proyecto comunitario, los y las asistentes a los encuentros han descrito la necesidad de llevar a cabo espacios comunitarios fomentados a través de los consejos de salud.

Según la OMS (1984), «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades», tomando a la persona desde una perspectiva biopsicosocial. El modelo biopsicosocial de salud se sustenta bajo la premisa de que en los procesos de salud-enfermedad coexisten factores biológicos, psicológicos y sociales que influyen tanto en el estado de salud como en el de enfermedad (Engel, 1977). Entender la salud desde esta perspectiva implica tener en cuenta las necesidades y demandas de la ciudadanía, tanto en los malestares cotidianos como en los problemas o enfermedades de tipo más graves.

Actualmente, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias tiene en marcha el Proyecto De Compromiso para la Mejora De Salud de Canarias 2016-2020, donde se recogen tres grandes proyectos: Presupuestos Participativos, Escucha Activa y Escuela de Pacientes. Si bien es cierto que hay un proyecto en marcha para la mejora del uso de los recursos de salud, estamos aún descalzos en esta andadura con respecto a otras comunidades que sí que apuestan por la participación, acción e intervención comunitaria acogiendo a toda la ciudadanía más allá de paliar las consecuencias de las propias enfermedades, como por ejemplo, la Comunidad de Madrid o la Comunidad de Aragón (ver enlaces).

Esto nos lleva a plantearnos la siguiente cuestión: ¿Los consejos de salud participativos tal como se establece en el modelo de salud de la OMS (1984), y el RD 124/1999 de  Organización y Funcionamiento de las Zonas Básicas de Salud en la Comunidad Autónoma de Canarias, son un mito o una realidad? Nos posicionamos con respecto a la primera idea, el mito. Por lo que, solicitamos que se replantee el enfoque de promoción de la salud en Canarias, teniendo en cuenta a todas y cada una de las personas que forman parte de la ciudadanía, fomentando la participación real en las cuestiones de promoción y prevención de la salud. Entendiendo que para que la promoción y la prevención de la salud sea real, ésta tiene que ir más allá de las meras campañas informativas. “La promoción de la salud se realiza por la gente y junto a ella, sin que se imponga ni que se entregue. Ampliando la capacidad de las personas para actuar y la de los grupos, instituciones y comunidades para influir en los factores determinantes de la salud” (Declaración de Yakarta, OMS).

Dentro de la propuesta, es necesario argumentar que los Consejos de Salud Comunitarios son un espacio accesible para toda la población, por lo que se podrían dotar de muchas más responsabilidades que sirvan como herramientas para la comunidad, pues en algún momento, todas las personas hemos asistido a un centro de salud. Por lo que se considera añadir a la propuesta de los Consejos de Salud Comunitarios un punto de encuentro donde fomentar la economía circular, entendida esta como un espacio de intercambio de cualquier tipo de recurso material necesario para salud como muletas, pañales, sillas de ruedas, etc, fomentando así el procomún de la población canaria uniendolo a su vez con iniciativas voluntarias que puedan ser aunadas dentro del mismo centro, siendo así un punto neurálgico de cada zona o barrio donde reflejar las necesidades de los vecinos. Con esto, la población canaria conseguiría reducir la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos, aprovechando al máximo lo que está al alcance de nuestra mano.

A su vez, estos espacios de encuentro pueden desarrollarse para la población infantil y juvenil, a través de proyectos de prevención y promoción de diversos temas como pueden ser la educación sexual, las drogadicciones, enfermedades poco conocidas, etc, usando los consejos de salud como espacios de intercambio comunitario a través de “mini consejos de salud” donde ellos y ellas sean parte de su elaboración y construcción. Se hace necesario educar a los menores en aspectos de participación comunitaria si creemos que es el futuro de la política global y este espacio podría ser uno de las vías para conseguirlo.

Consideramos que para que toda la iniciativa se lleve a cabo se hace necesario remarcar el peso de los aspectos sociales que influyen en los procesos de salud y enfermedad de la ciudadanía. De esta manera, se debería de tener en cuenta la figura de agentes de cambio formados como facilitadores del proceso comunitario, lo que ayudaría a fortalecer a la población teniendo en cuenta tanto los aspectos biológicos, psicológicos y sociales, como son los educadores y trabajadores sociales.

Este tipo de iniciativa no se queda estancada en el tiempo, sino que mirando al futuro, con estas modificaciones se pueden ir incorporando todas las necesidades que la comunidad vaya observando, por lo que es un buen punto para la construcción de ciudadanía, generando personas participativas y preocupadas por todos los aspectos que engloba al ser humano, generando así trabajos interdisciplinares y diferentes a lo comúnmente establecido.

 

Documentos (0)


Necesitas iniciar sesión o registrarte para comentar.
Esta iniciativa no tiene notificaciones.